Muesli Casero Económico

El muesli o granola -como se conoce en otros países sobre en todo en USA- lo preparé pensando usarlo para acompañar yogures, helados o incluso para poner alguna vez a los batidos de frutas que tanto me gustan. Se preguntarán porqué lo he etiquetado de económico… pues bien, su principal ingrediente es la avena, que hoy en día sigue siendo un alimento muy nutritivo a la vez que barato. El muesli o granola puede acompañar perfectamente los desayunos y las meriendas, y es mucho mejor cuando la hacemos nosotros mismos regulando las cantidades de azúcares y demás ingredientes que usemos.
Para hacer el muesli, lo primero que debemos hacer es triturar o machacar en el mortero las almendras y las nueces dejando pequeños trozos, o bien los puedes dejar enteros. A continuación se mezclan todos los ingredientes, la avena, las nueces, las almendras, la canela, la nuez moscada, el aceite de coco (derretido) y la miel. Se coloca todo en una bandeja y se lleva al horno durante 18 minutos revolviendo al menos tres veces durante este tiempo. Cuando esté listo, déjalo enfriar fuera del horno y almacénalo en un recipiente hermético para que mantenga su textura crujiente por más tiempo.
Sírvelo como quieras, mi forma favorita de comerlo es con yogur griego natural sin azúcar. También puedes agregarle frutas o comerla sola con la leche de tu preferencia.

INGREDIENTES

  • 3 tazas de avena
  • 1 taza de almendras
  • 1/2 taza de nueces
  • 1/4 taza de miel
  • 3 cdas. de aceite de coco
  • 1cda. de canela
  • 1cdta. de nuez moscada

PREPARACIÓN

1. Precalienta el horno a 180°C.

2. Coloca en un procesador o mortero las almendras y las nueces hasta partirlas un poco, agrégalas a un recipiente junto con la avena.

3. Derrite el aceite de coco y mezcla mientras está caliente con la miel, asi se integrará más fácil. Agrégalo a la avena con la canela, la nuez moscada y las nueces, y remueve con una cuchara de madera.

4. Coloca la mezcla en una bandeja y lleva al horno durante 18 minutos. Removiendo al menos 3 veces durante este tiempo.

5. Retira del horno y deja enfriar. A medida que se va enfriando se quedará mas crujiente.

Por: Miguelina Mateo

Blog: ahungryblog

Instagram @ahungryblog

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *