Dejar de vivir como objeto, una de las cosas que aprendí de “La vida es una piñata”

Libro Ismael cala
La vida es una piñata

Hace poco tiempo me encontraba realizando un trabajo audiovisual para un show de televisión en el que estaba trabajando, era uno de esos días en los que sientes que a pesar de que todo está aparentemente bajo control, hay algo que no te termina de encajar. En los que sientes que en tu cabeza hay como un surtido de emociones que te hacen sentir un poco vacío. Entre las entrevistas que se me asignaron para grabar ese día, me topé con la de una persona que, curiosamente, se encontraba en ese momento presentando su nuevo libro, que con un título muy particular, llamó altamente mi atención porque al parecer se relacionaba con eso que tanto daba vueltas en mi cabeza desde hacía un tiempo atrás.

Era de esos días en los que uno se “anima” a sí mismo con frases como “Nadie dijo que la vida es fácil” reclamando indirectamente un poco de “auto motivación”; una de esas curiosas frases que comúnmente solemos escuchar por ahí, y que de alguna forma justifica las dificultades a las que todos los seres humanos nos enfrentamos constantemente, pero que cuando estamos “asfixiados por la presión” sin encontrar una aparente solución, solemos utilizar para soltar un poco el golpe.

Motivado con mi “descubrimiento de ese día” me di a la tarea de ir a Amazon y comprar el libro que mi “entrevistado” se encontraba presentando, con el objetivo de leerlo y ver con qué me encontraba, una vez que bajara un poco el ritmo de mis compromisos laborales.

La vida nos presenta muchos escenarios que afortunadamente varían de manera constante, y digo “afortunadamente” porque de no ser así todo seria monótono y se tornaría aburrido. Siempre me he planteado que lo verdaderamente importante es saber de qué manera afrontamos cada situación, y es precisamente en ese punto donde nace esa duda que me hace plantearme algunas preguntas:¿Estamos realmente preparados para afrontar tanto el éxito como la derrota? ¿Nos educamos para estar emocionalmente preparados y asumir cada situación que la vida nos plantea? ¿sabemos cómo hacerlo?

La preparación emocional es un tema que llama altamente mi atención, por lo cual últimamente he dedicado gran parte de mi tiempo a buscar información que me ayude a entender ciertas situaciones que he estado afrontando. Quería encontrar contenidos que con un lenguaje cercano y cálido me aproximen más a esas respuestas, que sin éxito, llevaba tiempo buscando dentro de mi.

La vida es una piñata” es el libro que Ismael Cala se encontraba presentando ese día; para quien no conoce su trayectoria profesional, Ismael es un comunicador y conferencista internacional de origen cubano, que después de una destacada etapa en el canal de noticias CNN en Español, evolucionó en su carrera desarrollando contenidos que invitan al crecimiento emocional de las personas.

En esta obra, Cala utiliza la metáfora de la piñata, un elemento muy vinculado a la cultura latinoamericana, para abordar las actitudes que tomamos ante los acontecimientos que han marcado nuestra vida, tanto positivos como negativos.

Entre otros muchos temas interesantes – nos invita a plantearnos y descubrir de qué manera afrontamos las situaciones a las que nos enfrentamos diariamente, a descubrir si de verdad somos consientes de que uno mismo puede y debe tener siempre el control de sus actitudes frente a la vida; a descubrir si vivimos en modo supervivencia, donde estamos a la deriva esperando que la vida nos ponga pruebas para ver cómo salimos de ellas o por el contrario vivimos en modo creación siendo líderes y no víctimas. Básicamente la información que me encontraba buscando, y que de gran manera ha marcado un inicio en esta etapa de aprendizaje interior.

En mi caso personal, este libro dotado con muchas herramientas, ha sido una invitación a conocerme más a mi mismo, a buscar respuestas dentro de mí, a investigar, a educarme a nivel emocional, a mejorar mis hábitos para conocerme por dentro y desarrollar esa inteligencia emocional que todos tenemos y que por falta de educación no la llevamos a los niveles deseados. En términos generales, a dejar de vivir como un objeto. Como él mismo dice: “Dentro de ti esta esa caja de herramientas… ábrela”.

Los seres humanos tenemos el poder de construir nuestro propio destino pero no lo sabemos hacer, y curiosamente tampoco nos educan para hacerlo. Basados en esa metáfora de que la vida es una piñata, nacemos completamente vacíos y nos vamos rellenando con una información que viene a nosotros de manera involuntaria por nuestro entorno, en muchos casos con cosas que no hemos pedido y que por imposición terminamos aceptando. Al final terminamos igual que una piñata, llenos de cosas que alguien puso ahí y esperando que una fuerza externa a nosotros nos sacuda a ver si reventamos.

Indudablemente “La vida es una piñata” es una lectura que recomiendo a todo aquel, que al igual que yo, ha empezado a despertar cierta curiosidad por encontrar elementos que nos ayuden a mejorar nuestra calidad de vida.

En esos momentos de la vida, en que nos enfrentamos a muchos cambios, todos tenemos la responsabilidad de tomar decisiones, de generar acciones que van a tener una repercusión en nuestro futuro, y saber dónde buscar una respuesta es una herramienta con una importancia muy considerable que todos debemos conocer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *